Sentencia Nro. 35 | Sucre, 11 de mayo de 2016

En el caso concreto, es evidente que dentro el procedimiento de verificación GRACO del SIN, pidió a la ASFI le remita informes sobre los movimientos financieros del contribuyente, obteniendo como resultado que el señor Jorge Enrique Terrazas Vargas, en el Banco Unión, tiene dos cajas de ahorro, activas, las número 2-2523781 y 2-3125578; del movimiento  de ambas cuentas bancarias, correspondientes a la gestión 2008, se acredito que fueron depositados Bs. 1.169.180 los cuales GRACO del SIN asumió  que se trataban de ingresos percibidos por el contribuyente, sobre los cuales no llegó a facturar y por ende omitió cumplir sus obligaciones tributarias, respecto a los porcentajes del IVA e IT.

Es evidente que la información obtenida por GRACO del SIN, de la ASFI tiene todo el valor legal, al ser emergente de las atribuciones que le otorga el Código Tributario Boliviano, no obstante el contenido de dicha información es decir los depósitos bancarios que recibió el contribuyente en sus dos cuentas bancarias, no pueden ser considerados suficientes, menos que cumplan los requisitos establecidos en los arts. 95, 16 y 17 del CTB, como para que sean considerados ingresos económicos, por los cuales el contribuyente debía de tributar el IVA e IT.

En conclusión, en el caso concreto se asume correcta y legal la decisión de considerar que los depósitos bancarios a los que hace referencia la Administración Tributaria, son insuficientes para que puedan constituirse en un hecho generador de responsabilidades tributarias, en relación a la conducta del contribuyente, aspecto que fue oportunamente advertido por las instancias de impugnación administrativa, quienes a tiempo de emitir la Resolución de Alzada y la Resolución Jerárquica, tuvieron presente lo previsto en el art. 200 del CTB que refiere: “Los recursos administrativos responderán, además de los principios descritos en el artículo 4 de la Ley de Procedimiento Administrativo (…) a los siguientes: 1. Principio de Oficialidad o de impulso de OficioLa finalidad de los recursos administrativos es el establecimiento de la verdad material sobre los hechos, de forma de tutelar el legítimo derecho  del Sujeto Activo a percibir la deuda, así como del Sujeto Pasivo a que se presuma el correcto  y oportuno cumplimiento de sus obligaciones tributarias…” (Las negrillas son nuestras).