AUTO SUPREMO: N° 489/2019 de 17 de mayo de 2019

“ Conforme la prueba, se demuestra en forma manifiesta que Luis Fernando López Quiroga se encontraba en estado de incapacidad absoluta al momento de suscribir las Escrituras Públicas (…) ambas de 24 de marzo, así como de la transferencia de la acción telefónica (…) plasmado en la Escritura Pública N° 91/2209 de 8 de septiembre, ya que si bien la parte actora suscribió los contratos de transferencia tanto del bien inmueble como la acción telefónica, de acuerdo a las evaluaciones realizadas por los profesionales que diagnosticaron al demandante se llegó a establecer que el mismo cuenta con un cociente intelectual de 35 a 49 y una edad mental de 6 a 9 años, el cual se encuentra clasificado en un rango de retraso mental de moderado a grave (…)

. (…) por lo tanto es un incapaz absoluto, en ese entendimiento se puede establecer de manera clara que el ahora recurrente, si bien suscribió los contratos de transferencia del bien inmueble y la acción telefónica, su capacidad de entender y de querer estaba totalmente ausente, situación que se configura, cuando falta, la denominada incapacidad natural, por lo que se hace anulable el contrato, aun cuando no resulte de especial comprobación como la interdicción conforme versa el art. 484.II del Código Civil”.

Articulo 554 num. 3) del sustantivo Civil refiere: “Porque una de las partes, aun sin haber sido declarada interdicta, era incapaz de querer o entender en el momento de celebrarse el contrato, siempre que resulte mala fe en la otra parte, apreciada por el perjuicio que se ocasione a la primera según la naturaleza del acto o por otra circunstancia.”

Disposición normativa concordante con el Articulo 484 del Código Civil que versa: “(Incapaces). I. Son incapaces de contratar los menores de edad, los interdictos y en general aquellos a quienes la ley prohíbe celebrar ciertos contratos. II. El contrato realizado por persona no sujeta a interdicción, pero incapaz de querer o entender en el momento de la celebración, se considera hecho por persona incapaz si de dicho contrato resulta grave perjuicio para el autor y hay mala fe del otro contratante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here